25.07.2017
Juanma Barberá
Ningún comentario
Venecia 2017 La "bella" que nunca dejará de sorprendernos Venecia de día o de noche, en verano o en invierno, con sol o con el cielo encapotado...da igual, el caso es estar allí. Estamos hablando de la ciudad más bonita del mundo con permiso de Florencia, que es otra de nuestras debilidades. Pero la ciudad de la laguna, en otro tiempo dueña, señora y serenísima del Adriático, esconde en sus canales y en sus subsuelo la esencia que le da la vida y que también será, probablemente, la causa de su muerte: sus cimientos. Como ocurre con el oxígeno en los seres humanos, la base de restos de madera, fango y barro no podrán soportar el peso y un día se hundirá. Y es que los edificios están construidos sobre millones de pilotes de madera con lo que podría decirse que hay un auténtico bosque bajo el agua. Sea como fuere,y respondiendo a los agoreros, ahí sigue y ahí seguirá digna y altiva hasta que llegue ese final, y siempre que se presente la ocasión seguiremos visitándola. ¿Te vienes a Venecia? No sabemos cuantas veces habremos visitado Venecia. ¿Una decena? Pues volveríamos otra decena de veces más porque, con permiso de Florencia, Venecia es la ciudad más bonita del mundo, y conocemos unas cuantas, os lo podemos asegurar. Pero no hay ninguna sensación que se pueda igualar a la llegada hasta la plaza de San Marcos en una lancha Riva o en un vaporetto.  Por el Gran Canal navegan las lineas 1 y 2 del vaporetto Y es que el salón de Europa, como lo bautizó Napoleón quien, el muy cretino, estuvo a punto de destrozar gran parte de sus bellezas (alguna trastada hizo, como por ejemplo, secuestrar y desvalijar el Bucintoro, el barco del dux de Venecia), solo porque la república  no quiso aliarse con él a finales del siglo XVIII. Y es que Napoleón y el imperio austriaco con el que La República de la Serenisima entró en guerra en el XIX fueron los dos grandes saqueadores y atilas destructivos de la ciudad. en 1849 y tras unión de Venecia a Italia, los austricacos destruyeron gran parte de la ciudad y ésta se rindió. Comenzó entonces una guerra entre Italia y Austria que luego acabó con la cesión de Venecia a Italia por un módico precio. San Marcos desde el agua 2017 Así que para nosotros no es solo el salón de Europa, sino del mundo y en ningún otro sitio, salvo en Florencia, sufres esas palpitaciones cardíacas al contemplar tanta belleza acumulada. Por eso existe una patología psiquiátrica conocida como síndrome de Florencia o de Stendhal, en recuerdo del escritor que lo sufrió, y que se produce como reacción (estrés) ante tanta belleza, pero también debería haber un síndrome de Venecia si Hemingway se hubiera puesto malito, digamos, en el Harrys Bar: uno de los lugares emblemáticos y , en cierto modo,  decepcionantes de la ciudad italiana. Lo que nunca dejarán de sorprendernos son la torre del Reloj, la catedral de San Marcos, el palacio Ducal, el Puente de Rialto, La Fenice...La ciudad fue fundada en el año 421 y parece mentira que alguna de sus 118 islas e islotes no se haya ido a pique aún. En su tumultuosa e inquietante historia venecia estuvo apoyada por Bizancio de quien fue fiel aliada y de la que obtuvo privilegios comerciales muy importantes lo que le aseguró su influencia en todo el Adriático, incluida las actuales Croacia y Montenegro.  El mayor esplendor de la ciudad comenzó en el siglo XIII con las andanzas del famoso aventurero Marco Polo -asi se llama también su pequeño aeuropuerto- y el comercio y la creación de una moneda de oro, el ducado, que sería referencia mundial en el pago de las transacciones comerciales. En el siglo XV "La república Serenísima" era el centro comercial del mundo y su 'amenazante' inluencia, extraordinaria.Tras controlar el Adriático en el que llegaron a dominar Creta y Chipre, y por el interior Pádua, Verona, Brescia y Bérgamo -en respuesta a su enemigo, el ducado de Milán- no se les ocurrió otra cosas que llegar hasta Londres y Brujas, en el Atlántico, donde llegaron a establecer colonias. La torre del reloj, desde lo más alto Y algo tuvieron que hacer bien los venecianos -a los que se tilda de sibilinos e inteligentes- que no solo eran capaces de 'burlar a bellisimas mujeres' como hacia Giacomo Casanova, sino enamorar a la población de tantos puertos 'conquistados' . Hoy, por ejemplo, a muchos habitantes de la península de Istria, al norte de Croacia, les gustaría ser venecianos o, por lo menos, italianos. Tanto es así que los nombres de sus ciudades y pueblos, y hasta los platos de su gastronomìa, aún no se han quitado el velo de la laguna veneciana. Roving, por ejemplo, es Rovigno para los habitantes de la villa. Esta influencia, también la pudimos comprobar en un viaje reciente a Montenegro y gracias al cuál volvimos a Venecia en dos ocasiones, en el plazo de diez días. Así va la cosa: una vista desde el puente de la Academia, plagado de candados de enamorados, cura más el alma que un camión de antidepresivos. Y es que basta quedarse allí unos minutos para adivinar que el Gran Canal que circula entre San Marcos y la isla de la Giudecca, es la maravilla de las maravillas. Las góndolas, cargadas de turistas japoneses a los que aquí llaman "alimentadores de palomas", se pelean por hacerse un hueco entre los canales interiores, mientras propios y extraños (sobre todo estos últimos porque la mayor parte de la población que recorre la zona monumental de Venecia son turistas- se agolpan en cualquiera de los pequeños puentes (casi 400) que cruzan el interior de la ciudad; una ciudad endiablada para orientarse con un plano. San Marcos 2017 Pero si el puente de la Academia no te impacta lo suficiente, siempre puedes tomar el vaporetto numero 1, que circula por el Gran Ganal y para en todos los sitios, y dirigirte hasta Rialto, Es lento, pero puedes subir y bajar tantas veces como quieras durante una hora. Después de comprar el preceptivo ticket te das cuenta de que aquí se cuela todo el mundo; así que debe ser uno de los transportes públicos más deficitarios de la Tierra, aunque igual es una inversión en marketing, que los italianos en eso son los "reyes del mambo". Puente del barrio de la Ribera Alta: Rialto Aunque ahora cuenta con casi cuatro centenares de puentes, esto no siempre fue así y Venecia adoleció de una carencia de los mismos para moverse a pie por las islas de la ciudad. Así que durante mucho tiempo (hasta el siglo XVII) no se podía cruzar el Gran Canal a pie. Inlcuso a Venecia solo se podía acceder por mar, hasta que a principios del siglo XX una parte del territorio de Mestre, donde se ubica hoy la estación de trenes, se anexionó a Venecia y se convirtió poco menos que en un barrio residencial para los venecianos que trasladaron alli -y alli siguen- su domicilio.  En 1933 fue construido el puente de la Libertad y de continuo la carretera que lleva hasta Pádua. Asimismo, y para unirla a Mestre se construyó la carretera del popolo para lo que hubieron de secar parte del canal Salso.De manera que hoy Venecia, aparte de sin tí, que cantaba Charlez Aznavour, no sería nada sin los puentes. Punte de madera de La Academia Los puentes de venecia Rialto es, sin duda, el puente más famoso de Venecia. Conecta la isla de San Marcos con la de la Giudecca. Se construyó por Antonio da Ponte (suena a coña) que ganó el concurso al mismísimo Miguel Angel en 1591, no sin polémica. Lo diseñó con un solo arco imitando al de madera que había anteriormente en su lugar y en el barrio de la ribera alta (ri-alto), que en el siglo IX era un lugar plagado de casas de lenocinio. Ahora, sin embargo, aparte de por la estructura de la edficiación (no hay otra igual), el puente y el barrio son famosos también por su mercadillo. Panoramica de San Marcos 2017 Otro de los puentes famosos, este por otra causas, es el de los suspiros. Une el Palacio Ducal con la antigua sede de la inquisición, y se llama de los suspiros en alusión a los ruidos que hacían los presos que pasaban por allí para ser ejecutados. En realidad, no se pasa sobre él, sino que se divisa desde el puente della Paglia. Eso si, puede visitarse desde el interior si accedes al palacio del Dux. candados de amor La Academia (de Bellas Artes) es la pinacoteca por antonomasia de la ciudad. Casi ningún turista la visita, por no perder mucho tiempo o porque el verdadero museo está al aire libre, pero vale la pena entrar. Junto a ella está otro de los famosos puentes; ese de los candados de los enamorados que antes mencionamos. Este puente de madera y con una de las vistas más bonitas del ·Canaletto" fue obra de Eugenio Miozzi.  El puente de la Constitución (polémica obra del arquitecto español Santiago Calatrava) sumió en el desconcierto a los venecianos. Comunica la Piazzale Roma con la estación de tren de Santa lucía. Se inauguró casi en secreto en 2008 no sollo por el retraso en la entrega, sino porque costó el doble de los presupuestado y muchos venecianos lo consideraron un insulto estético. Gondolas en la laguna 2017 Finalmente, y por citar uno que no cruce el Gran Canal, hay que nombrar al puente de los Tres Arcos, el más grande los que no cruzan a Giudecca y que está cerca de la estación y de la iglesia del Santo Job. Por último, reseñar que en Venecia es fácil perderse, incluso con un plano, porque hay canales que no conducen a ningún sitio. Lo mismo pasa con los vaporettos: equivocarse en la línea idónea es perder el día, asi que tomaros es serio una buena planificación. Controlado esto, controlado todo Vaporetto de la linea Blu MAS PISTAS LOS QUE LAS GUIAS NO DICEN una calle cualquiera Si uno va a Venecia conviene no escatimar ni en el alojamiento (los hoteles medianos y baratos son muy malos), ni en el viaje en sí. Llegar al aeropuerto Marco Polo y subir en un taxi-lancha 'Riva' es una gozada. Es entrar en el canal derrapando entre las olas, sorteando los puntales de madera que marcan el fondo y llegar hasta la piazza de San Marcos como un rey o reina. Al llegar hay que hacerse con un plano de vaporettos o 'linee di navigazione' Echadle un vistazo tranquilamente y aprenderos las principales líneas y, si vais a visitar (que debeis hacerlo) las islas de Murano y Burano, enteraros en el mismo muelle, al lado de San Marcos, de los horarios de los barcos. Se va en un transbordador más grande que los vaporettos, pero hay veces que sus líneas se solapan. Recordad siempre que las líneas 1 y 2 (esta es más rápida) son las que circulan por el Gran Canal. Cuestan 7 euros y puedes subir y bajar cuanto quieras en una hora. Si llegas o sales en crucero, desde la misma terminal de buques parten unos vaporettos especiales y directos a San Marcos. Cuesta15 euros ida y vuelta. La empresa es Alilaguna y la línea la "Blu" o azul. También puedes caminar hasta Piazzale de Roma.Desde el puerto sale un pequeño tren llamado "peopel mover" que en un par de minutos llega a Piazzale Roma y desde allí se puede continuar a pie o tomar un vaporetto.La vida en Venecia es cara y las compras tampoco son baratas, sin embargo hay un mercadillo que ponen a continuación del puente de Rialto en el que se pueden conseguir recuerdos y alimentos a precios más razonables LO QUE NO TE PUEDER PERDER Es inútil hacer un resumen de cosas que puedes ver, que para eso ya están las guías "oficiales", pero si os voy a contar lo que no os debeis perder por nada del mundo. Por ejemplo, la isla de la Giudecca (frente a San Marcos) y el atardecer desde la catedral de San Giorgo. Otro lugar al que subir es la Torre del Reloj. Los moros que custodian la campana tienen sus partes pudendas desgastadas de los tocamientos de los turistas porque corre el rumor (que pudiera ser) que quién las acaricia tiene asegurado al menos un año de potencia sexual. Hay que subir a su campanile y desde allí hincharse a hacer fotos desde todos los ángulos y a dejar que la mirada se pierda y se vaya donde quiera. El Lido no vale la pena, pero si es imprescindible acceder a los puentes de Rialto, la Academia y el de los 3 arcos, por su belleza, aparte del de los suspiros, claro está. Por ir en góndola te clavan y por tomar un capuccino en el café Lavena, en plena plaza de San Marcos, ni te cuento, pero igual ambas cosas son ineludibles. En todo caso, no tengas miedo a meterte y callejear por la parte más terrestre de Venecia. Tampoco debes olvidar darte un paseo por el muelle de los esclavos o Riva degli Schiavoni. Ni el teatro de la Fenice. Ni el lio de góndolas y barcos por el Gran Canal..Busca la iglesia de Santa María dei Miracoli, el "estuche de oro" la llaman los venecianos y la más bonita del mundo. Adéntrate en el barrio del Arsenal y en el interior sin pensar en donde ir. Los canales te 'la liarán parda', seguro. Pero , ¿a quién le importa? Terminal de cruceros COMER Y DORMIR Como ya hemos dicho, la vida en Venecia no es barata.Así que hay que elegir bien donde vamos a dormir, donde está situado y que categoría tiene el alojamiento elegido.Para los más sibaritas el hotel Cipriani o el hotel Danielli. Ahora, eso sí, agarraros el bolsillo. Si vais con pareja o emparejados (que ya hemos dicho que es muy aconsejable), os recomendamos  el hotel Duomo Palace. Un 4 estrellas coqueto e intimista. Bien situado, muy cerca de San Marcos, ya que desde las habitaciones mas altas se ven los tejados y azoteas hasta San Marcos. Sublime. Falla el desayuno, pero no se puede tener todo. Para comer, y aparte de la pasta que hacen en la piazza San Marcos y el hotel Cirpriani, hay que ir hasta Burano para comer mejillones en Il Gatto Nero. No es barato (como casi nada en Venecia), pero es recomendable.  Il Ridotto, una estrella asequible Por otro lado, la Ostaria da Mariano es lo mejor en calidad y precio, porque puedes comer entre 25 y 50 euros, que para lo que se estila en Venecia son precios muy razonables (y hasta barato). Está en Via Spalti, 49, muy cerca del centro.  También es asequible y muy bueno Da Flavio e Fabrizio (Al Teatro). En esta enoteca bordan la tagliolini neros (entre 20 y 40 euros de media). Es curioso comprobar como el único restaurante con dos estrellas Michelin de Venecia, Antica Osteria Cera, (es más barato, de 40 a 150 euros, aunque, eso sí, está a las afueras de Venecia, en Lughetto.) que otros de inferior categoría como el restaurante Metz, del hotel Metropole en el que solo se puede cenar y es excesivamente caro, o el famoso restaurante Il Quadri, en la misma Plaza de San Marcos, donde el ticket final puede superar sin problemas los 200 euros por comensal. !Así que yo que tu no lo haría, forastero!. Sin embargo, otro de nuestros recomendado es  Il Ridotto, también con una estrella, tiene precios que parten de los 30 euros. Así que vale la pena pararse y comer.
13.07.2017
Juanma Barberá
Ningún comentario
Un parque de atracciones natural con la superficie de Jaén Montenegro está de moda. Y no nos extraña porque es un país exuberante y con un potencial turístico aún por descubrir. Cma Gora (monte negro en español), que es como se dice en serbio o montenegrino, se parece un poco a Croacia, y también a Macedonia y a Serbia, pero tiene tantos atractivos que parece un parque de atracciones natural donde puedes encontrar todo lo que puedas desear. Con una superficie similar a la de la provincia de Jaén, el pequeño país balcánico está despertando al turismo y ha descubierto que puede ser una gran fuente de ingresos para uno de los países más pobres de Europa. ¿La gastronomía? pescado en la costa y carne en el interior y mucha influencia italiana y turca. Muchos os preguntareis donde está exactamente Montenegro porque, aunque sin duda os suena, es difícil situarlo en el mapa de Europa. Pues está al sur de Croacia (Dubrovnic está muy cerca) y Bosnia, con las que tiene frontera por el norte y también de Serbia, Kosovo y Albania. Aparte de contemplar el Adriático en todo su esplendor, Montenegro tiene al menos dos curiosidades que llaman la atención. La primera es que cuenta con dos capitales: la oficial, que es Podgorica, y la histórica o monárquica que es Cetiña, y la segunda es que posee una de las costas más bellas del mar Adriático plagada de montañas que parecen fiordos noruegos tomados como préstamo para atraer visitantes hacia este país tan desconocido para la mayoría a los turistas. Kotor y su muralla son uno de los atractivos de Montenegro Entre estos fiordos, islas y pasadizos navegan los buques de crucero y otras embarcaciones más livianas recibiendo como saludo las campanadas de las iglesias ortodoxas que salpican el territorio.  Oficialmente, el pais balcánico cuenta con cerca de 600.000 habitantes. Hasta 2006 perteneció al Estado de Serbia y Montenegro después de que tres años antes la antigua Yugoslavia se disgregara en lo que hoy conocemos como la península de los Balcanes (Eslovenia, Croacia, Serbia, Montenegro, Bosnia...) Su adhesión a la Unión Europea aún está en fase de estudio, por eso aquí todavía no funciona el roaming gratuito, así que tenedlo en cuenta si viajais a este país que es y contiene, entre otros atractivos, lo que dice su nombre: montes de aspecto oscuro (aunque en realidad son verdes), llamados Alpes Dináricos, que se proyectan y dan sombra al Adriático.  Torre del reloj, Kotor En su historia -como no- figura Venecia (los venecianos la bautizaron como Montenegro) que hacia el año 1000 empezó a ejercer su enorme influencia en el área de Kotor. Así fue como desde 1420 hasta 1797 existió la llamada 'Albania veneciana', un dominio alrededor de la bahía de Kotor (Cattaro) que llegaba hasta la costa del norte de Albania y que perteneció a la 'Dalmacia veneciana'. Como se ve todo muy italiano como corresponde a una zona dominada por esta República tan potente en el Adríatico, incluyendo Italia y Croacia.  Montenegro es un país pequeño, ya que tiene una extensión parecida a la provincia de Jaén, pero en su territorio encontramos un auténtico parque de atracciones natural. Las llanuras costeras son estrechas, con un ancho de entre 2 y 10 kilómetros a lo largo del accidentado litoral adriático, en el que destaca la bahía de Kotor, considerado el fiordo más austral de Europa y uno de los 23 municipios del país. Estas llanuras acaban abruptamente por la presencia de las mesetas rocosas de estructura kárstica, con cañones erosionados por los ríos y que superan en muchos casos los 2000 metros de altitud como el macizo de Orjen y el monte Lovćen. De hecho, la mayor parte de la población se concentra en la zona central del país –en la región de Zeta y el lago Skadar para aprovecharse de un clima más suave. Budva, Perast y el vino de Vranac Sin embargo a Montenegro, uno de los países más pobres del continente, le queda mucho camino por recorrer. Y eso se nota, por ejemplo, en los souvenirs que venden a los turistas (muchos de ellos fabricados en Indochina o China). Modelos anticuados y rancios hasta para las camisetas que son el emblema de todo viajero que quiere un recuerdo bonito y barato. Su principal producto de exportación (a Suiza, sobre todo) es el aluminio y últimamente el turismo parece la nueva piedra filosofal del país.  Kotor Esta villa es uno de los atractivos de Montenegro. La bahía de Kotor es una auténtica joya escoltada, como está, por impresionantes estructuras rocosas y pequeñas islas que casi anuncian el cercano cínturón (como el de asteroides de Saturno) de Croacia con Brac y Hvar a la cabeza.  Isla de Gospe en la bahía de Kotor En la bahía existen lugares increíbles como la isla de Gospa y su iglesia bizantina (la iglesia es una isla o a la inversa) llamada Nuestra Señora de las Rocas. Si llegas a Kotor en barco deberías intentar ver el paso del buque (dependerá de la hora a la que navegue por la zona) por el llamado 'fiordo de Kotor' que es, en realidad, un cañón (recordemos que aqui las rocas son de tipo kárstico como el cañón del Rio Lobos en España) sumergido del extinto río Bokelj. Una vez en la ciudad, verás que la circunda (paseable) una muralla en forma de uve, construida por los venecianos, que te recordará a Dubrovnic. Justo enfrente de una de las tres puertas de entrada a la villa -que se llama Puerta al Mar- se encuentra Porto Montenegro, el puerto deportivo más extenso de la zona.  Las murallas conservan la práctica totalidad de los elementos medievales, torres, puentes levadizos, fosos…..y si sigues con la mirada hasta el final de la misma veras como se funde con la montaña Lovcen y hasta la fortaleza de San Iván, San Juan (St.Jovan) a la que debes subir para contemplar la mejor panorámica de la ciudad. Se accede por los dos extremos de la villa y en ambos lugares encontrarás a un lugareño sentado junto a una mesa que te pedirá 3 euros para permirte el acceso a las escalera-camino-tortuoso que te llevará a la cima. Si le preguntas por el tiempo que lleva esta subida te dirá que 45 minutos, pero es falso porque en buena forma física no se tarda menos de una hora y cuarto, y con un estado de forma 'normal' no menos de hora y media sin parar. Tened en cuenta que conviene subir a primera hora de la mañana o a última de la tarde para evitar 'morir' en el intento. Impresionante subida a San Iván Una vez abajo, de regreso de la fortaleza, no os costará trabajo visitar la plaza de armas con el Palacio Ducal y la torre del reloj construida en 1602 y cuyo mantenimiento se realiza por la misma familia de relojeros desde su construcción. Este reloj sólo se ha parado una vez y fue durante el terremoto de 1979. Luego también debes visitar la catedral de San Tripun, barroca, del siglo IX y que en su interior guarda diversos objetos de oro y plata y cuyo altar está dedicado al santo patrón de la ciudad. El resto de la ciudad medieval y sus templos se realiza en menos de dos horas a paso de tortuga, pero merece la pena recrearse en sus calles. vista desde San Iván MAS PISTAS   LO QUE LAS GUIAS NO DICEN  La costa de Montenegro cuenta con 72 km. de playas (la mayoría de guijarros) y muchos pueblos antiguos, casi medievales, que debido al poco turismo que aún viaja hasta allí están bien conservados. National Geografic incluyó a Montenegro entre uno de los 50 lugares que debes visitar antes de morir y el NY Times lo incluyó en los 30 mejores lugares del mundo para viajar. Y sea por eso o no, su turismo crece a razón de un 25 % cada año, lo que es una barbaridad. Si llegas hasta Kotor, la ciudad más turística, verás que cerca de la puerta principal de la muralla (antes de entrar) a la izquierda un kiosko de turismo donde te facilitarán gratis el mapa de la ciudad y los horarios de apertura de las diferentes iglesias y museos de Kotor en español. Asimismo, y en un corto trayecto en autocar desde el muelle, se encuentra el astillero naval austrohúngaro y el submarino P-821 completamente restaurado, llamado "Hero", que podrás visitar junto al museo.  LO QUE NO TE DEBES PERDER Hay muchos lugares emblemáticos en Montenegro, dependiendo de lo que quieras hacer en el país: desde pasear por la costa a senderismo, pasando por la visita a pueblos emblemáticos y bien conservados, muchos de ellos medievales. Uno de los lugares que no debes perderte es Kotor y su bahía. Tampoco deberías desestimar -aunque sea dura- la subida a la fortaleza de San Iván, también en Kotor, ni la visita a la isla de Gospe od Skrpjela, en español Nuestra Señora de las Rocas. Se trata de un islote artificial resultado del la acumulación del hundimiento de barcos reaprovechados por los marineros, así como de material rocoso. La iglesia es de estilo bizantino y tiene una cúpula de 11 metros de altura. Se llega en lanchas desde la costa de Perast en solo 15 minutos. Otro lugar emblemático es la isla de Bojana, en Ulcinij, que se creó a partir del delta del río de forma artificial y ahora aloja un camping. También son de interés el parque Nacional del lago Skadar, que hace frontera con Albania, el cañón del río Tara, el lago glaciar de Black Lake, o el monasterio de Ostrog, por poner solo algunos ejemplos de este parque de atracciones natural que es Montenegro. Parque Nacional del lago Skadar COMER Y DORMIR La mayoria de los hoteles y lugares para dormir se localizan en la costa del adriático (por razones obvias) y están situados en las zona de Herzeg Novi- Kotor; Budva, Bar y Ulcinij, como el hotel Budva, el Moskva o el Avala Resort, ambos de cuatro estrellas, que no son baratos con precios que van de los 120 a los 200 euros noche, aunque tambien hay apartamentos como el Captain, con desayuno incluido y 70 euros noche.  En cocina, la gastronomia local no puede evitar la influencia italiana y turca. Hay lugares tan dispares en precio como en calidad y es difícil recomendar uno en concreto. Sin embargo, uno de los platos típicos es el Cevapi, carne picada a la brasa sobre pan, cebolla y una especie de yogur que se llama kajmak. Otros platos que debes probar son el Kacamak (harina y patata); el Brav u Mlijeku (cordero cocinado en leche); el 'San Jacobo Montenegrino, o Popeci (ternera enrollada con queso y jamón y frito) o las albóndigas o Cufte. Para desayunar, en algunos sitios ponen  Burek (empanada rellena de queso blanco, verduras o carne) y de postre es famoso el Baklava (pastel de nueces y miel) y el Krempita (pastel relleno de crema pastelera). Los vinos tampoco están del todo mal. Los más conocidos se elaboran a partir de vides cultivadas en el sur del país de uvas Vranac y Krstac. Los más apreciados son los primeros y su indutstria vitivinícola se encuentra en estado de transformación y modernización ayudados por expertos españoles de La Rioja. En cuanto a la cerveza, la más famosa es la  Niksik (como la niksicko).
19.06.2017
Juanma Barberá
Ningún comentario
Caminar por un kilómetro cuadrado  cargado de historia Que Croacia está plagado de islas lo sabe casi todo el mundo, pero que es un país con montones de rincones secretos y maravillos por descubrir, no es tan  cococido. Y es que si vas a visitar Split y las islas de Hvar y Brac o a recorrer el país de punta a punta (lo más recomendable) no debes olvidarte de Trogir: medieval, renacentista, barroco... es una de las maravilla de la costa Dálmata. Trogir es un pueblo-isla de Croacia que se encuentra en la costa Dálmata (Adriático) y a mitad de camino entre Sibenik y Split. El casco histórico está, precisamente, en este pequeño islote de apenas un kilómtro cuadrado que se encuentra conectado al resto del pueblo por dos puentes situados al norte y al sur. Medieval, renacestista y barroca hasta el tuétano, recorrer sus calles sin prisas es más que un placer. Declarada Patrimonio de la Humanidad (no nos extraña) en 1997 lo primero que debeís hacer, si vais an coche, es dejarlo aparcado a las afueras en alguno de los múltiples parkings de pago que hay (cuanto más lejos del centro, más baratos). Pero no os preocupeis porque todos estan ' a tiro de piedra' andando. La torre de la catedral de San Loenzo y otras cúpulas Lo primero que os sorprenderá al llegar a Trogir es un canal y el primer puente (peatonal) que os permitirá acceder al casco histórico. Un mercadillo y multiples restaurantes con menú os indican que este es un lugar de peregrinaje de los turistas que viajan hasta Croacia.  Puerto de Trogir con el castillo  del Camarlengo al fondo Lo lógico es que esteis haciendo un tour por el país, por eso lo más razonable es pernoctar en Split o, aùn mejor, en Sibenik, donde seguramente encontrarás alojamiento más fácilmente También podeis aprovechar para el parque de Krka, cerca de Sinebik y, por supuesto, visitar el restaurante Pelegrini, uno de los mejores de toda Croacia.    plaza del ayuntamiento El campo de futbol desde el castilllo ¿Que ver en Trogir? Pues todo es precioso y destacable. Una de las recomendaciones es que callejees hasta el puerto, Y una vez allí, visitar el Castillo del Camarlengo, construido por los venecianos en el siglo XV (ya se sabe que Italia y Croacia tienen lazos muy fuertes), Se puede (y se debe) entrar y subir hasta sus torres porque las vistas del pueblo son espectaculares y pueden contemplarse las cúpulas de catedrales y fachadas de edificios claramente venecianos. Da la casualidad de que el castillo está junto al campo de fútbol y muy cerca del otro monumento emblemático como es la catedral de San Lorenzo y su prominente torre  de 43 metros divisable desde cualquier lado. El casco antiguo desde el pantalán A estas visitas y ya caminando sin rumbo es seguro que te encontrarás la plaza de Juan Pablo II, la iglesia de San Salvador con un inconfundible reloj en su portada o la plaza del Ayuntamiento y su palacio Ducal rodeado de animadas terrazas en las que tomarse algo fresco.  Otro lugar, sin moverte del sitio, que te impactará, es el Palacio Cipico y su estilo barroco y su portalón en el que la gente no para de hacerse fotos. También te gustará ver la puerta de la ciudad en la cara norte, la Iglesia de San Juan...los lugares se suceden gota a gota y cada cuál tiene su encanto. Así que, para que nos vamos a engañar, 'levántate y anda' por sus calles y a nada que te orientes un poco, sus 500 metros de paseo portuario y sus respectivos callejones se te quedarán pequeños. Si llegas por la carretera de la costa desde Sibenik lo lógico es que te encuentres en el camino con el increible pueblo de Primosten y los criaderos de ostras en la confluencia del río Krka. El pueblo tiene más valor desde fuera que desde dentro porque tiene forma de península y, naturalmente, una imagen estupenda. Luego, dentro, deberás llegar hasta la parte alta del pueblo (a la catedral y cementerio) para ver donde te encuentras, en realidad, y que no es otro sitio que enfrente de la gigantesca isla de Otok. En Sibenik, aparte de la categral de Santiago y el castillo en lo alto de la ciudad desde donde, como no, se tienen las mejores vistas, debeis visitar otra catedral, esta gastronómica como es el restaurante Pelegrini justo frente a la maravillosa puerta de la basílica de Santiago y muy cerca del paseo marítimo. Los lagos de Krka, en una imagen poco corriente Sibenik como Zadar no son lugares que suelan llamar la atención de los turistas que prefieren quedarse en Dubrovnik o Split, pero esta ciudad tiene su miga. Solo la catedral, de piedra blanca y corte veneciano, y su porticada llena de cabezas de santos ya merece la pena, y si la contemplas al atardecer, entonces verás como el sol mima su estructura y cúpula de 32 metros. La plaza del ayuntamiento y sus calles empedradas te conquistarán ..y cuando salgas al mar y al puerto, entonces verás la luz. Primosten MAS PISTAS LO QUE LAS GUIAS NO DICEN catedral de Santiago, Sibenik Si has empezado a recorrer Croacia desde el sur, desde Dubrovnic, recuerda llevar el pasaporte porque hay una zona que debes atravesar y pertenece a Bosnia. El problema suele estar en el coche de alquiler en el que viajas, así que no será raro que la casa de alquiler te exija un suplemento.Y si vas desde el norte, lo mismo, pero a la inversa. Por el contrario, si tienes la suerte de haber visitado Dubrovnik con anterioridad, entonces lo lógico es quedarse en Split. Para pernoctar, y aunque esta ciudad nos encanta, tal vez lo más práctico y barato sea quedarte en Sibenik o en sus alrededores, y más fácil para dejar el vehículo porque en Split es muy, muy difícil. Estais advertidos. LO QUE NO TE PUEDES PERDER Ya que estás por la zona, y aparte de Trogir, no está demás que te des un paseo por Primosten y que tomes la carretera que va por la costa, para llegar a Trogir: es un poco más lenta, pero las vistas son espectaculares. Asimismo, y dado que andas cerca de Sibenik, aparte de visitar su catedral, puedes acercarte hasta el parque de Krka con sus atractivas y refrescantes cataratas de agua. En Trogir sube al castillo (que ahora ya se puede) y pasea por sus calles, Visita la catedral y descubre sus calles medievales sin prisa.  Una de las terrazas del rest. Pelegrini COMER Y DORMIR Del lugar de pernocta no vamops a hablar porque hay multiples lugares y hoteles que ofrecen una buena relacion calidad/precio. Aqui se llevan los hoteles pequeños o incluso la gente que alquila pisos y apartamentos turísticos que están muy bien y suelen situarse en lugares céntricos y disponer de garaje, Esto es my importante. Por ejemplo, nosotros estuvimos en Tribunj, un pueblo cercano a Sibenik y estaba perfecto en servicios y ubicación. En cuanto a la restauraci´çon, ya hemos adelantado que la joya de la zona y probablemente de todas crocacia, sea el restaurante Pelegrini con su chef Rudolf Stefan y su cocina al momento.De hecho, el local está situado junto a la catedral de St. James (Santiago) y el palacio ducal: debajo del mismo, y en un intrincado laberinto de maravillosos pasadizos medievales que conducen hasta el mar. Y es que Pelegrini cuenta con terraza exterior a la catedral, local interior y terraza al mar. Vamos, que lo tiene todo, si le sumamos una cocina escandalosamente competitiva. Croacia, identidad medieterránea Plitvice o la magia del agua Pelegrini, la joya gastronómica de Sibenik Split, 'el chalé' de Diocleciano

Recetas que (siempre) salen

Verduras, ¡qué más se puede decir!: nutritivas, sanas...con la grasa justa y llenas de vitaminas y minerales. No vamos a compararnos con los maestros navarros de Túbal (Tafalla) y el hostal Remigio (Tudela), ni tan siquiera con Maher, en Cintruénigo, pero si que estamos ante un plato sencillo, y que si contamos con una buena materia prima, puede ser tan suculento como delicioso. Esta menestra de verduras debería hacerse con verduras frescas y a ser posible de Navarra, pero....y ahí lo dejamos.

Visita el mejor blog de gastronomia y viajes

GASTRONOMOYVIAJERO

Aquí encontrarás una selección de sus últimos post, pero solo tienes que clicar en la foto o el menú superior derecho, para acceder a todo su contenido

CASA GERARDO: LA MEJOR FABADA DEL MUNDO

Era una antigua casa de postas, inaugurada por el abuelo Gerardo, allá por 1882 y hoy gracias al trabajo de la familia Morán, Pedro y Marcos, padre e hijo, este antiguo local de paso de viajeros, se ha convertido no solo en un templo de pergrinaje para todos aquéllos que disfrutan de la gastronomía, sino en la punta de lanza de la excelencia culinaria en Asturias. El restaturante sigue en el mismo lugar, en Prendes, a poco kilómetros de Gijón, y la forma de hacer la fabada también es la misma y la ha convertido en la mejor del mundo.

 Leer mas.

SAN VICENTE DE LA BARQUERA: EL PUEBLO BONITO

Tina mayor de Pezones

Aunque la foto corresponde a la maravillosa 'Tina Menor' de la aldea de Pezones, muy cercana a San Vicente de la Barquera, lo cierto es que este pueblo famoso, entro otras cosas, porque allí nació el cantante Bustamante, goza de un clima y una situación privilegiada dentro de Cantabria. Su castillo, catedral, su ría, puerto...todo es belleza. Y tampoco le va a la zaga su oferta culinaria de gran nivel encabezada por el estrella Michelin Annua. leer mas.

Versión para imprimir Versión para imprimir | Mapa del sitio
© Gastronomoymas
Todos los derechos -sobre texto y fotos- reservados
Página web creada con 1&1 Mi Web.