19.06.2017
Juanma Barberá
Ningún comentario
Caminar por un kilómetro cuadrado  cargado de historia Que Croacia está plagado de islas lo sabe casi todo el mundo, pero que es un país con montones de rincones secretos y maravillos por descubrir, no es tan  cococido. Y es que si vas a visitar Split y las islas de Hvar y Brac o a recorrer el país de punta a punta (lo más recomendable) no debes olvidarte de Trogir: medieval, renacentista, barroco... es una de las maravilla de la costa Dálmata. Trogir es un pueblo-isla de Croacia que se encuentra en la costa Dálmata (Adriático) y a mitad de camino entre Sibenik y Split. El casco histórico está, precisamente, en este pequeño islote de apenas un kilómtro cuadrado que se encuentra conectado al resto del pueblo por dos puentes situados al norte y al sur. Medieval, renacestista y barroca hasta el tuétano, recorrer sus calles sin prisas es más que un placer. Declarada Patrimonio de la Humanidad (no nos extraña) en 1997 lo primero que debeís hacer, si vais an coche, es dejarlo aparcado a las afueras en alguno de los múltiples parkings de pago que hay (cuanto más lejos del centro, más baratos). Pero no os preocupeis porque todos estan ' a tiro de piedra' andando. La torre de la catedral de San Loenzo y otras cúpulas Lo primero que os sorprenderá al llegar a Trogir es un canal y el primer puente (peatonal) que os permitirá acceder al casco histórico. Un mercadillo y multiples restaurantes con menú os indican que este es un lugar de peregrinaje de los turistas que viajan hasta Croacia.  Puerto de Trogir con el castillo  del Camarlengo al fondo Lo lógico es que esteis haciendo un tour por el país, por eso lo más razonable es pernoctar en Split o, aùn mejor, en Sibenik, donde seguramente encontrarás alojamiento más fácilmente También podeis aprovechar para el parque de Krka, cerca de Sinebik y, por supuesto, visitar el restaurante Pelegrini, uno de los mejores de toda Croacia.    plaza del ayuntamiento El campo de futbol desde el castilllo ¿Que ver en Trogir? Pues todo es precioso y destacable. Una de las recomendaciones es que callejees hasta el puerto, Y una vez allí, visitar el Castillo del Camarlengo, construido por los venecianos en el siglo XV (ya se sabe que Italia y Croacia tienen lazos muy fuertes), Se puede (y se debe) entrar y subir hasta sus torres porque las vistas del pueblo son espectaculares y pueden contemplarse las cúpulas de catedrales y fachadas de edificios claramente venecianos. Da la casualidad de que el castillo está junto al campo de fútbol y muy cerca del otro monumento emblemático como es la catedral de San Lorenzo y su prominente torre  de 43 metros divisable desde cualquier lado. El casco antiguo desde el pantalán A estas visitas y ya caminando sin rumbo es seguro que te encontrarás la plaza de Juan Pablo II, la iglesia de San Salvador con un inconfundible reloj en su portada o la plaza del Ayuntamiento y su palacio Ducal rodeado de animadas terrazas en las que tomarse algo fresco.  Otro lugar, sin moverte del sitio, que te impactará, es el Palacio Cipico y su estilo barroco y su portalón en el que la gente no para de hacerse fotos. También te gustará ver la puerta de la ciudad en la cara norte, la Iglesia de San Juan...los lugares se suceden gota a gota y cada cuál tiene su encanto. Así que, para que nos vamos a engañar, 'levántate y anda' por sus calles y a nada que te orientes un poco, sus 500 metros de paseo portuario y sus respectivos callejones se te quedarán pequeños. Si llegas por la carretera de la costa desde Sibenik lo lógico es que te encuentres en el camino con el increible pueblo de Primosten y los criaderos de ostras en la confluencia del río Krka. El pueblo tiene más valor desde fuera que desde dentro porque tiene forma de península y, naturalmente, una imagen estupenda. Luego, dentro, deberás llegar hasta la parte alta del pueblo (a la catedral y cementerio) para ver donde te encuentras, en realidad, y que no es otro sitio que enfrente de la gigantesca isla de Otok. En Sibenik, aparte de la categral de Santiago y el castillo en lo alto de la ciudad desde donde, como no, se tienen las mejores vistas, debeis visitar otra catedral, esta gastronómica como es el restaurante Pelegrini justo frente a la maravillosa puerta de la basílica de Santiago y muy cerca del paseo marítimo. Los lagos de Krka, en una imagen poco corriente Sibenik como Zadar no son lugares que suelan llamar la atención de los turistas que prefieren quedarse en Dubrovnik o Split, pero esta ciudad tiene su miga. Solo la catedral, de piedra blanca y corte veneciano, y su porticada llena de cabezas de santos ya merece la pena, y si la contemplas al atardecer, entonces verás como el sol mima su estructura y cúpula de 32 metros. La plaza del ayuntamiento y sus calles empedradas te conquistarán ..y cuando salgas al mar y al puerto, entonces verás la luz. Primosten MAS PISTAS LO QUE LAS GUIAS NO DICEN catedral de Santiago, Sibenik Si has empezado a recorrer Croacia desde el sur, desde Dubrovnic, recuerda llevar el pasaporte porque hay una zona que debes atravesar y pertenece a Bosnia. El problema suele estar en el coche de alquiler en el que viajas, así que no será raro que la casa de alquiler te exija un suplemento.Y si vas desde el norte, lo mismo, pero a la inversa. Por el contrario, si tienes la suerte de haber visitado Dubrovnik con anterioridad, entonces lo lógico es quedarse en Split. Para pernoctar, y aunque esta ciudad nos encanta, tal vez lo más práctico y barato sea quedarte en Sibenik o en sus alrededores, y más fácil para dejar el vehículo porque en Split es muy, muy difícil. Estais advertidos. LO QUE NO TE PUEDES PERDER Ya que estás por la zona, y aparte de Trogir, no está demás que te des un paseo por Primosten y que tomes la carretera que va por la costa, para llegar a Trogir: es un poco más lenta, pero las vistas son espectaculares. Asimismo, y dado que andas cerca de Sibenik, aparte de visitar su catedral, puedes acercarte hasta el parque de Krka con sus atractivas y refrescantes cataratas de agua. En Trogir sube al castillo (que ahora ya se puede) y pasea por sus calles, Visita la catedral y descubre sus calles medievales sin prisa.  Una de las terrazas del rest. Pelegrini COMER Y DORMIR Del lugar de pernocta no vamops a hablar porque hay multiples lugares y hoteles que ofrecen una buena relacion calidad/precio. Aqui se llevan los hoteles pequeños o incluso la gente que alquila pisos y apartamentos turísticos que están muy bien y suelen situarse en lugares céntricos y disponer de garaje, Esto es my importante. Por ejemplo, nosotros estuvimos en Tribunj, un pueblo cercano a Sibenik y estaba perfecto en servicios y ubicación. En cuanto a la restauraci´çon, ya hemos adelantado que la joya de la zona y probablemente de todas crocacia, sea el restaurante Pelegrini con su chef Rudolf Stefan y su cocina al momento.De hecho, el local está situado junto a la catedral de St. James (Santiago) y el palacio ducal: debajo del mismo, y en un intrincado laberinto de maravillosos pasadizos medievales que conducen hasta el mar. Y es que Pelegrini cuenta con terraza exterior a la catedral, local interior y terraza al mar. Vamos, que lo tiene todo, si le sumamos una cocina escandalosamente competitiva. Croacia, identidad medieterránea Plitvice o la magia del agua Pelegrini, la joya gastronómica de Sibenik Split, 'el chalé' de Diocleciano
16.06.2017
Juanma Barberá
Ningún comentario
En otro tiempo se creyó que aquí nació el pueblo 'mexica' Es difícil definir lo que es y significa para México Mexcaltiltán. Situada en el estado de Nayarit, es una isla dentro de un lago que durante años se creyó era el lugar donde vivía Aztlán y origen de los mexicas, pero esto resultó no ser cierto. Lo que sí es verdad es que es la 'patria de los camarones' y que durante la época de lluvias sus calles, flanqueadas por casas de colores, se inundan y se recorren en lancha. Es un lugar distinto de un México desconocido y solo por eso no te lo puedes perder. Mexcaltitán es una isla de interior del estado de Nayarit (cuya capital es Tepic) en la costa del Pacífico que baña este increíble país. Nayarit, situada entre Sinaloa y Jalisco, tiene sus propios chamanes, los huicholes, que sanan mentes y cuerpos como si nada. Aquí la gente, igual que 'celebran' la muerte y sus 'esqueletos', cree fírmemente en el poder de estos sanadores místicos; y les creen, independientemente de la condición social y cultura de cada cuál. Vista aérea de mexcaltiltán Y casi en pleno corazón de Nayarit y muy cerca del parque natural de la Tovara y de la ciudad de San Blas, famosa por la canción de Maná -el muelle de San Blas-, lo es también por albergar en su seno a una de las joyas gastronómicas mexicanas y, sin duda, la mejor cocinera de ese país: Betty Vázquez, del restaurante el Delfin y del hotel Garza Canela y actualmente jurado del concurso Master Chef en México. Mexcaltitán, de nahuatl mexcalí, mezcal y riqueza, es una rareza, una curiosidad, una visita que ningún viajero debe perderse.  Su interés comienza desde la misma llegada al muelle exterior donde una lancha-taxi te trasladará hacia el interior de la isla. No esperes lujos ni zonas vip, porque no las hay: aquí la gente vive en su mundo y a su rollo que, principalmente, es la pesca y pasar los días entre chapuzones y el secado del pescado...en plena calle. La Alberca y sus camarones Luego, dentro, veremos casas de colores que escoltan calles si asfaltar y se convierten en un pantano durante la época de lluvias.Tanto es así que las calles se pueden recorrer en barca (pangas). Así que la humedad y el calor son aquí parte inseparable del día a día. Esta localidad del municipio de Santiago Ixcuintla tiene apenas medio kilómetro de diámetro y es casi circular. Si Iker Jiménez supiera de su existencia, seguro que venía a rodar varios capítulos de Cuarto Milenio. Y eso que en el año 2009 le fue retirada la denominación de pueblo mágico que concede un comité técnico. Comité que se reune para evaluar cuales de estos lugares se incluyen en una lista que sería parecida a las pueblos patrimonio o emblemáticos. En total, en la lista mexicana hay 111 y entre ellos están Jala y Sayulita, ambos en el estado de Nayarit, del que escribimos el post anterior. La población cuenta con unos 1000 habitantes y dispone de consultorio médico y escuela, aparte de museo, su iglesia y su comisaría. Está situada a 36 km. de Santiago de Ixcuintla y a unos 100 km. de Tepic, la capital del Estado. Lo primero que encuentras cuando embarcas desde La Batanga  o el Matadero (a 6 y 2 km. de la isla, respectivamente) es el restaurante La Alberca. Allí la cerveza Coronita o Sol y los camarones cocidos no solo son obligados, sino prácticamente plato único. Así que te puedes hinchar a camarones (antes de darte una vuelta por el pueblo) y luego pasear por la localidad y ver como viven sus gentes y los niños haciendo saltos imposibles en el embarcadero. Aquí mucha gente va descalza y no respetan mucho lo que en el código europeo serian la salud medioambiental, pero a ellos les va bien que es lo que importa.  El producto local mas famoso Por eso es importante comer los camarones antes, ya que cuando camines por las calles verás que, como ocurre con el resto del pescado, los secan en cualquier lado, incluso en el suelo; suelos que, dicho sea de paso, pueden estar enfangados o a punto de hacerlo por la crecida del agua.  Pero todo esto forma parte de la isla, de su vida y es lo que debe guiarte a la hora de visitarla: ver como viven los mexicanos de verdad, fuera de zonas turísticas y el lujo de Punta de Mita o Nuevo Vallarta, por poner dos ejemplos.  La pesca es la vida Por estos lares, la gente es más humilde, incluso en San Blas, pueblo que debes visitar junto al parque de la Tovara, con sus caimanes y serpientes.  En San Blas, por ejemplo, hay tantos mosquitos que la población de lagartos -tira tiros se llaman en Castilla- o lagartijas de craneo prominente son una legión. Inofensivas para los humanos, están por todos lados y atacan a los mosquitos sin piedad, mantiéndoles a raya.  Así que no es extraño que si te alojas en un hotel veas tras el cabecero de tu cama o en cualquier rincón de la pared a alguna de estas maravillosas lagartijas mucho más eficaces que la loción Aután - de la cuál se rien los mosquitos de aquí- e incluso del más portente Mosi Guard. Pero, a pesar de estos pequeños inconvenientes, esta zona tiene magia y es diferente a todo lo conocido. Calle de Mexcaltitán MAS PISTAS LO QUE LAS GUIAS NO DICEN El secado 'natural' Aparte de visitar el Parque Nacional de la Tovara, te recomendamos llegues hasta la playa de los Cocos y, si tienes suerte, disfrutar de su tranquilidad y la visión de susTortugas. Lleva antimosquitos (mosi guard o mas potente) y procura no ponerte perfumes. Asimismo, no debes perderte los camarones (cocidos y fritos) que se sirven en La Alberca de Mexcaltitán. LO QUE NO TE PUEDES PERDER Un buen coco o fruta tropical en los chiringuitos que salpican la carretera de la costa que sube por Guayabitos, comprar alguna de las filigranas que fabrican artesanalmente los huicholes (en Tepic, sobre todo) y la visita al muelle de San Blas. Chicos disfrutando de su deporte favorito: saltar sobre el agua Hotel Garza Canela COMER Y DORMIR Aparte de la Alberca (nuestra recomendación), en Mexcatiltán hay otros dos lugares para comer que son la Camichina y Xochilt. Pero si quieres comer de verdad y alojarte en un lugar emblemático, entonces debes desplazarte a Tepic o, mucho mejor, a San Blas hasta el hotel Garza Canela y su restaurante El Delfín que regenta la extraordinaria chef Betty Vázquez.   Sayulita entre las olas El mundo mágico de los Huicholes Parque Nacional de la Tovara
14.06.2017
Juanma Barberá
Ningún comentario
Sayulita vive de cara al océano Pacífico Este pueblo de Nayarit, en la costa del Pacífico,  es el santuario de los surferos Para hacer bien el surf hay que venir a Sayulita, que hubiera dicho 'Rafaella Carra' si hubiera practicado este deporte. Y es que este pueblo, situado en el estado de Nayarit, México, está completamente volcado por y para el surf y se ha convertido en un lugar tan emblemático para 'agarrar -aquí coger tiene otro significado- olas, como lo pueda ser el sur de California, No en vano, ambos lugares están bañados por el océano Pacífico. Si te gusta el mar y las aguas cristalinas no dejes de visitar este curioso lugar Para llegar hasta Sayulita hay que recalar antes en Puerto Vallarta. Esta ciudad del estado de Jalisco, aunque pegado a Nayarit, es el aeropuerto más cercano. El problema siempre es que desde España no hay vuelo directos y las escalas en Europa y el propio DF hacen dificil llegar hasta este idílico lugar. Y es que Sayulita es el pueblo del surf... está claro. En este lugar el que no lleva una tabla debejo del brazo no es persona. Con la vida volcada en el océano Pacífico, no cabe duda de que si aborreces el mar aquí estarás fuera de sitio. Esperando las olas un día nublado de junio De hecho, el tiempo se para en Sayulita. No hay prisa porque el único objetivo es disfrutar del océano y de unas olas que aquí son especialmente voluptuosas y transparentes. De hecho, en el camino que va desde este pueblo a la lujosa zona de Punta de Mita, puede que te bañes con las mantas rayas invadiendo la necesaria distancia de seguridad. Una ola, quien sabe, o ver a europeos 'invadiendo' estas aguas cristalinas pueden hacerles curiosear por las iinmediaciones. Pero, tranquilos, no pasa nada. Aquí todo transcurre bajo la normalidad de un ecosistema que convive con 'the time goes bye' y que se disfruta con no hacer nada más que andar por el pueblo,  acudir a alguna fiestecilla y cazar olas. Calle de Sayulita Tal vez te parezca aburrido, si no eres un/a loco/a del surf, pero vivir esta experiencia es maravillosa, aunque te de de lo mismo este deporte. En realidad, muy cerca de allí tienes la solitaria playa de los Cocos a la que se accede por un camino de tierra que suele ser transitado por los vaqueros y sus reses. Y hacia el sur, la maravillosa costa que llega hasta Punta de Mita, con lugares de ensueño para disfrutar del agua y el sol (que aquí duele de verdad) como nunca antes lo habías hecho. La farmacia del pueblo Hasta hace no muchos años, Sayulita era una aldea de apenas seis o siete casitas, construidas de palma y alumbradas con cachimbas de petróleo. En realidad, toda la zona está llena de palmeras de coco de donde se extrae el famoso aceite (de la nuez) empleado en todo tipo de productos. Por eso es un lugar con una carretera plagada de ranchitos donde venden todo tipo de frutas tropicales lo suyo es  tomarse un agua de coco, fresquita, con pajita y desde el mismo coco. Artesania nayarita Después de los cocos vino el ganado y los rancheros empezaron a ser los ‘reyes’ de la zona de pueblos como (Pátzcuaro, La Higuera, San Francisco o  Lo de Marc.) Aquí las haciendas y las señoras y señores que las gobernaban eran el centro del poder y dominaban el cotarro salvo por los pescadores que entonces y ahora le daban a la pesca del huachinango, pargo, jurel, sierra, mero, ostión, camarón y langosta. Sombreros de vaquero  Pero, entonces llegaron los años 60 y todo cambió. En esa época se construyó la carretera hasta Puerto Vallarta y ahí comenzó el despegue turístico de una aldea que de pronto vio como después de las palmeras, el ganado, y la pesca su mayor joya era las olas. Se empedraron las calles –aunque algunas siguen siendo de tierra- , se empezaron a instalar comercios y servicios básicos como las farmacias y Sayulita se convirtió en el santuario para la gente a la que le gusta el mar y viven por y para el. De hecho, ahora los lugareños nayaritas cuentan que este pueblo lo crearon hace mas de 5000 años los dioses de las olas, y en concreto Oz, que determinó que en este lugar crecerían las olas perfectas. Y así fue. De camino a Punta de Mita hay playas espectaculares MAS PISTAS LO QUE LAS GUIAS NO DICEN. Restaurante Café des Artistes La vida nocturna en Sayulita, como podrás comprender fácilmente, es muy activa. Múltiples fiestas y clubes nocturnos se reparten por el lugar que alcanza su culmen los fines de semana. En Punta de Mita puedes comer de forma más lujosa o acercarte hasta nuevo Vallarta con su flamante puerto deportivo. Todo está en un radio de unos 100 km. a la redonda. Desde nuevo Vallarta puedes embarcarte en una lancha que te traslade hasta las islas Marietas para hacer snorkel. En algunos tramos de la bahía el agua estará marrón. No hay problema: es la tierra que arrastar el rio que desemboca en el océano. LO QUE NO TE PUEDES PERDER Helados callejeros Cómprate un sombrero vaquero auténtico en Lo de marcos o Rincón de Guayabito. Aquí el sol pega de lo lindo y no estará demás protegerte 'el coco' con uno de estos bonitos y artesanales sombreros. Tómate un helado callejero y disfruta de los lugares que te muestran el México ‘verdadero’ Si quieres ver playas maravillosas y tortugas, ese lugar es playa de los cocos (ver nuestro siguiente post sobre Mexcaltitan) y si, por el contrario, lo que te gusta es estar en la mejor playa de la zona desciende en dirección a la exclusiva zona de Punta de Mita y Bahía Banderas. Las Olas te envolverán con su magia y te harán feliz y libre. Hoter Four Seasons COMER Y DORMIR Si quieres alojarte en lo mas de lo mas, el sitio es el hotel St. Regis o el Four Seasons de Punta de Mita, junto al campo de golf. Increibles. Pero también tienes otras opciones estupendas y más baratas como el Occidental Villa la Estancia, Villa del Palmar Flamingos o el Marina Banderas y en Sayulita el Siete Lunas. Para comer Chocobanana, y Tierra Viva. En Punta de Mita nuestro restaurante preferido es sin duda el Café des Artistes del Mar, pero también tienes calidad en el restaurante Carolina pertenece al hotel St. Regis y el Sí, señor.     La Tovara, el México más desconocido   El Mundo mágico de los Huicholes

Recetas que (siempre) salen

Verduras, ¡qué más se puede decir!: nutritivas, sanas...con la grasa justa y llenas de vitaminas y minerales. No vamos a compararnos con los maestros navarros de Túbal (Tafalla) y el hostal Remigio (Tudela), ni tan siquiera con Maher, en Cintruénigo, pero si que estamos ante un plato sencillo, y que si contamos con una buena materia prima, puede ser tan suculento como delicioso. Esta menestra de verduras debería hacerse con verduras frescas y a ser posible de Navarra, pero....y ahí lo dejamos.

Visita el mejor blog de gastronomia y viajes

GASTRONOMOYVIAJERO

Aquí encontrarás una selección de sus últimos post, pero solo tienes que clicar en la foto o el menú superior derecho, para acceder a todo su contenido

CASA GERARDO: LA MEJOR FABADA DEL MUNDO

Era una antigua casa de postas, inaugurada por el abuelo Gerardo, allá por 1882 y hoy gracias al trabajo de la familia Morán, Pedro y Marcos, padre e hijo, este antiguo local de paso de viajeros, se ha convertido no solo en un templo de pergrinaje para todos aquéllos que disfrutan de la gastronomía, sino en la punta de lanza de la excelencia culinaria en Asturias. El restaturante sigue en el mismo lugar, en Prendes, a poco kilómetros de Gijón, y la forma de hacer la fabada también es la misma y la ha convertido en la mejor del mundo.

 Leer mas.

SAN VICENTE DE LA BARQUERA: EL PUEBLO BONITO

Tina mayor de Pezones

Aunque la foto corresponde a la maravillosa 'Tina Menor' de la aldea de Pezones, muy cercana a San Vicente de la Barquera, lo cierto es que este pueblo famoso, entro otras cosas, porque allí nació el cantante Bustamante, goza de un clima y una situación privilegiada dentro de Cantabria. Su castillo, catedral, su ría, puerto...todo es belleza. Y tampoco le va a la zaga su oferta culinaria de gran nivel encabezada por el estrella Michelin Annua. leer mas.

Versión para imprimir Versión para imprimir | Mapa del sitio
© Gastronomoymas
Todos los derechos -sobre texto y fotos- reservados
Página web creada con 1&1 Mi Web.